reflexión oración de hoy
A veces hay que ver la sonrisa de los cristianos alegres. La de los profetas que, con su vida, transmiten ternura. La de quienes han estado en el infierno de la guerra, o del hambre, o del dolor, y han salido, renovados para cantar la belleza de la vida, y más fuertes aún. En un mundo de demasiadas expresiones sombrías y ceños fruncidos. O, a la inversa, en un mundo donde algunas sonrisas son huida y evasión, para no pensar, se hace necesario buscar la fuente de la alegría verdadera. «También entre risas llora el corazón, y la alegría termina en aflicción» (Pro 14,...

Buscando Luz

¡Ser un instante luz, sólo un instante!
Sopla y enciéndeme, Señor, cual árbol
resplandeciente entre la noche oscura,
Mira mis verdes que se extienden largos,

Carlos Bousoño

Oración completa

está pasando fe (aterrizando...)
La indignación, ¿Babel o Pentecostés?
Se acaban de cumplir 5 años del movimiento del 15M. La crisis prolongada, la insatisfacción de muchos jóvenes y las redes sociales propiciaron una serie de protestas en muchas...
Alvaro Lobo sj Leer más
A vueltas con el viaje de los trabajadores chinosUna vez en la vida, esto puede suceder
Perdonar las ofensas
Es curioso cómo algunas acciones nos llaman poderosamente la atención. Poseen como "un no sé qué" que las convierte en hermosas, sobre todo, cuando resplandecen en...
Oscar Cala sj Leer más 1 Comentarios
Corregir al que yerra (II)Corregir al que yerra

recomendaciones para pensar
El corazón del árbol solitario
Esta vez Olaizola nos invita a viajar y a descubrir a través de la vida del misionero Kike Figaredo un lugar nuevo y fascinante: Camboya. Una parte del mundo que podemos conocer por el cine, la literatura o tristemente por la crueldad de la guerra y cuya realidad parece que no tiene mucho que ver con nosotros. Sin embargo, a diferencia de una guía de viajes o de un libro de aventuras, se trata de un camino espiritual. O más bien la historia de amor del “obispo de las sillas de ruedas” con su gente. Con su tierra. Mano a mano y con derroches de complicidad, ambos jesuitas relatan con imágenes y palabras cómo es la presencia de Dios en un país lejano y muy diferente al nuestro y que paradójicamente tiene mucho que enseñarnos.

Yo soy la luz del mundo

Permaneced unidos a mí  

Resucitar

Si el grano de trigo no cae en tierra y muere...   

Ingenuidad

Es curioso cómo tropezamos una y otra vez con la misma piedra. ¿Será que no la ...

en medio ventanas rezandovoy
Decimos a veces que el mundo está loco, que faltan personas que demuestren con su vida en qué creen, que sean coherentes, felices con lo que tienen, firmes y a la vez humanos. Por eso, hoy, María, te miramos a ti, que nos sirves de ejemplo y que quieres compartir con nosotros tu mirada, tu sentir, tus palabras. Te...
ser-jesuita global
espiritualidad-ignaciana entreParentesis
Rezandovoy
a fondo
José Manuel Aparicio Malo
La crisis de 2008 ha recuperado la actualidad del debate acerca de los valores que sustentan la convivencia. La Declaracio?n conciliar Dignitatis Humanae se refiere a ellos como «moralidad pu?blica», aceptando impli?citamente la existencia de un discurso racional capaz de generar consensos integradores en el marco...

últimos comentarios suscripciones historial twitter

¿Quieres recibir un resumen quincenal de contenidos?



esejota biblia on line
Accede a los textos de la Biblia de forma rápida y eficaz.

Consultar

 

Utilizamos cookies propias y de terceros con el fin de mejorar la experiencia del usuario. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso.
Ver política de cookies.